Industria

Distintos sectores industriales tienen un aspecto en común: la necesidad de asegurar que sus líneas de producción funcionan ininterrumpidamente y con la máxima eficiencia, sin errores.

La impresión 3D brinda a los responsables de producción la posibilidad de diseñar y fabricar útiles, ya sean de posicionamiento o sujeción, que faciliten la labor de los operarios y reduzcan su tasa de error.

  • Las garras de robots son un buen ejemplo de dicho utillaje: es necesario que sean ligeras, resistentes y muchas veces hay que asegurar que no rayan la pieza que sujetan. Es por este motivo que es tan interesante la fabricación de estas con dos materiales: uno rígido para la estructura y uno flexible para la superficie de contacto, lo que se consigue utilizando una impresora de 3 extrusores como las de 3ntr.

  • En la industria también es muy importante la capacidad de fabricar prototipos en un tiempo corto, tanto en para prototipos estéticos como para prototipos funcionales, es decir, que se pueda comprobar su funcionamiento. Para ello son necesarias impresoras 3D precisas y que, a la vez, puedan utilizar materiales equivalentes a los del producto final.

  • Las impresoras Method, Intamsys y 3ntr tienen la capacidad de trabajar con materiales tan habituales como ABS, ASA, PC-ABS, NYLON o NYLON-CF. Para aplicaciones más exigentes, existen modelos de Intamsys y 3ntr que pueden fabricar piezas con ultra polímeros como PEEK o PEI, que resisten las condiciones mecánicas y químicas más adversas.

  • Para piezas que deban aguantar grandes esfuerzos mecánicos, la mejor solución es utilizar refuerzo de fibra continua de carbono para conseguir resistencias superiores a las del aluminio, gracias a la tecnología de Coextrusión de Fibra Continua, CFC, de Anisoprint.

  • La impresión 3D también es una excelente solución para tiradas cortas, evitando los elevados costes de un molde de inyección o la programación de un mecanizado CNC. Sin embargo, las piezas de uso final deben suministrarse con un acabado perfecto, que es lo que consiguen las soluciones de post impresión de PostProcess, disponibles tanto para la retirada de soporte soluble como para el acabado superficial de cualquier pieza de plástico.

  • La industria petroquímica requiere componentes de metal muy eficientes, tanto para microturbinas, turbocompresores como para intercambiadores de calor, y la forma óptima de fabricarlos es utilizando aleaciones de metal específicas, implementando canales internos, paredes finas y geometrías planas, lo que solo se consigue utilizando la tecnología de impresión 3d de metal de Velo 3D.

Productos relacionados

Casos de éxito relacionados

Selle Royal Group promueve un estilo
de vida activo en bicicleta con las
impresoras 3D de 3ntr

Acelerar el desarrollo y la producción del
medidor de control de calidad personalizado
con Intamsys

Fabricación de intercambiadores de
calor gracias a los procesos SupportFree
de VELO 3D