Desde Excelencia Tech abogamos por compartir los beneficios de la impresión 3D a todos los sectores dónde la cadena de producción de productos específicos, generación de prototipos y la fabricación con materiales homologados sea más costosa y compleja.
La impresión 3D, como ha venido desarrollándose en los últimos tiempos, ha demostrado tener un potencial biocompatible muy a tener en cuenta. Sabemos que, con los materiales adecuados, somos capaces de producir piezas que tengan fines médicos; desde herramientas de trabajo para los profesionales hasta generación de prótesis compatibles con nuestro cuerpo.

La impresión 3D pretende dar una alternativa más saludable, menos costosa y con una capacidad de customización única. Con una misma máquina se puede producir en cadena, producir moldes, crear piezas únicas o con especificaciones muy concretas entre muchos otros beneficios.

La impresión 3D ha venido para quedarse.